Las bestias olvidadas de Eld

Las bestias olvidadas de Eld ganó en 1975 el primer premio World Fantasy, y fue nominada ese mismo año al premio Mythopoeic de fantasía y al premio Locus.

Este clásico moderno del género fantástico, traducido por primera vez al castellano, con un lenguaje cautivador y una protagonista inolvidable, le da una vuelta de tuerca a los clásicos cuentos de hadas. 

Sybel es una poderosa hechicera que vive aislada en la montaña de Eld. Su única compañía son las sabias y mágicas bestias que han estado bajo su cuidado desde que su padre falleció. A los 16 años un bebé es abandonado a su puerta, lo que la obligará a salir al mundo de los hombres aún en contra de sus deseos. Abandonar su refugio y tener que enfrentarse a sus demonios interiores acarreará terribles consecuencias para todos, incluso para aquellos que anhelan atraer sus poderes a cualquier precio.

En Las bestias olvidadas de Eld su autora, Patricia McKillip, habla de dinámicas de poder, feminismo y opresión social, y su mensaje es transmitido con una mirada introspectiva y original. La novela nos muestra las implicaciones de la maternidad y la importancia de conocerse a uno mismo mientras nos encandila con su cuidada prosa.