Saltar al contenido
En el centro de la imagen aparece la protectora, Sanao Hekate, sentada mirando al frente, con expresión serena. Viste ropa lujosa en tonos dorados y una corona que recuerda al fuego. Lleva en las manos una peonía. Tras ella se aprecian los tejados de un palacio de arquitectura oriental, y adornos de peonías gigantes rojas. Tras los tejados se ve una noche negra y nublada.

El ascenso a lo divino

Neon Yang

Cuarta y última entrega de la saga del Tensorado, en la que por fin conocemos el origen de uno de los personajes más fascinantes de toda la saga, Sanao Hakate.

La Protectora ha muerto.

Durante 50 años ha gobernado el Protectorado con mano de hierro, rehaciéndolo a su gusto y multiplicando sus enemigos en el proceso. Durante medio siglo el mundo ha girado a su alrededor, ha construido ejércitos, entrenado a Tensores e incluso cogido las riendas del mismo destino, pero ahora que está muerta sus seguidores temblarán y sus enemigos se regocijarán.

En una taberna, en medio del territorio rebelde, Lady Han, su mayor enemiga ahoga sus penas. Aunque ayudó a dar forma un movimiento para derrocar a la Protectora, ahora  no puede evitar llorar su pérdida. Recuerda cómo comenzó todo, cuando la Protectora era joven, aún sin coronar, y una joven bailarina se atrevió a enamorarse de ella.

Traducido del inglés por Carla Bataller Estruch.

Ilustraciones de Yuko Shimizu.

Novela corta nominada al Locus y al British Fantasy en 2020.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda